La escuela pública fija un calendario de protestas contra los recortes

08-05-2012 / 13:30 h EFE

Doce organizaciones sociales, sindicales y políticas defensoras de la escuela pública de calidad han acordado un calendario de movilizaciones contra los recortes en educación que comenzará el próximo jueves, día 10, con una concentración ante la sede del Gobierno de Aragón, y culminará el 22 de mayo, con una “jornada de lucha” en defensa de la educación.

En estas movilizaciones se han unido la Asociación de Estudiantes de Aragón (ADEA), CGT, CHA, CCOO, CSIF, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), la Federación de Padres de Alumnos de Aragón (Fapar), IU, el Movimiento hacia un Estado Laico (Mhuel), PSOE, STEA y UGT.

Así lo ha indicado el presidente de Fapar, Juan Ballarín, con motivo de una comparecencia en la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas de las Cortes de Aragón junto a Rubén Sanz y José Manuel Ágreda, en representación de los alumnos y los docentes, para mostrar la preocupación de estas organizaciones por las consecuencias que los recortes tendrán en la escuela pública.

Ballarín ha advertido de que las medidas presentadas por el Gobierno de Aragón, sumadas a las “numerosas y lesivas” anunciadas por el Ministerio de Educación, empeorarán considerablemente la educación.

Las familias, ha dicho Ballarín, se sienten como “meras pagadoras” de un servicio público que debe ser gratuito en la enseñanza obligatoria y los alumnos son los primeros afectados por las consecuencias que esas medidas de “deterioro” van a tener en los centros de enseñanza, mientras que los docentes denuncian la degradación de sus puestos de trabajo cuando son un pilar básico de la educación.

El presidente de Fapar ha considerado especialmente preocupante la “falta de planificación” en el proceso de admisión de alumnos porque ha imperado el criterio de “recorte y ahorro”, con el cierre de numerosas aulas en centros públicos, el “injustificado” concierto de Teresiano del Pilar en Zaragoza, el desequilibrio entre centros de las mismas zonas y la dificultad añadida para la distribución de alumnado fuera de plazo.

Para estas organizaciones, las debilidades y amenazas de la escuela pública aragonesa pasan por los recortes que se están sufriendo y los que se avecinan y la implantación de un sistema de educación “absolutamente elitista”, mientras que las fortalezas radican en la creación de un sistema público igualitario e integrador y las oportunidades, ante la crisis económica, en implementarlo y reafirmarlo.

Por eso, reivindican un modelo de escuela estable y duradero, evitando el continuo cambio de leyes que ha llevado a tener tres modelos educativos diferentes en dieciséis años, y un escuela pública de calidad y laica.

Las movilizaciones comenzarán el próximo viernes, con una concentración a las 18.00 horas ante la sede del Gobierno de Aragón y seguirán con una asamblea del profesorado el 17 de mayo a la misma hora en el Instituto Goya y con una “jornada de lucha” en defensa de la educación, el 22 de mayo.