LA CRISIS DE LA LAICIDAD

 

crisis laicidad

 

Articulo de François Coll

 

 

François Coll

Politólogo-investigador
Universidad Complutense de Madrid (U.C.M)

Blog de François Coll en:
http://conflictopolitico.com/

Twitter:

https://twitter.com/francoll7

Anuncios

El expediente de la virgen

 

132734984234220120123-4328043dn

Ha costado, ha habido que reclamar reiteradas veces en sede judicial, en el juzgado Central nº7 de la Audiencia Nacional y posteriormente en la Sala de lo Contencioso Administrativo de la misma Audiencia, pero por fin se ha facilitado el expediente por el cual se concedió la medalla del merito policial a la Virgen del Santísimo Amor.

Una vez conocido, hemos pasado de la indignación por la tardanza en facilitarlo a la estupefacción por su contenido. ¨Pasmaos¨ es el estado anímico que nos ha dejado su lectura.

Ya no se oculta, no tiene ningún pudor el piadoso ministro en remontarse a 1938, han leído bien ¡1938! para justificar sus actos en busca de aplacar su conciencia y dar rienda suelta a sus creencias.

Utiliza el ministerio, en el expediente de concesión de la medalla, actos llevados a cabo por un golpista, que en la fecha mencionada ni tan siquiera era gobierno reconocido por ninguna potencia extranjera, si exceptuamos las hordas fascistas alemanas, y las no menos hordas y no menos fascistas italianas.

Incardinada en esas fechas tiene lugar, entre otros, el nombramiento de un Cuerpo de Investigación y Vigilancia (predecesor del Cuerpo de Policía actual) como Hermano Mayor de una Cofradía de advocación mariana.

El ministerio que dirige Fernández, se acoge a esta parte sucia de la historia de España para fundamentar la concesión de la condecoración.

Se quita la careta y se lanza al monte, ya no es necesario elucubrar, como dice el Evangelio, del que el ministro es tan fiel seguidor, ¨Por sus actos los conoceréis¨.

El acto es claro y diáfano, me cuesta trabajo imaginar al tribunal u organismo que dictaminó sobre la idoneidad de la concesión de la distinción sumergiéndose en la más indecente y oscura historia española reciente para encontrar argumentos jurídicos que sustentaran la concesión. Después de rebuscar encontraron su tesoro en el nacionalcatolicismo español, ¿Dónde si no? Es lo lógico con un ministro completamente moderado y de centro. Del centro equidistante entre la extrema derecha y la derecha extrema.

El instructor del expediente ruega piadosamente y pide que la virgen guie a los miembros del Cuerpo de Policía en el desempeño de su cometido. Por eso la distinción ¨medallil¨, en justo pago por la sabia dirección virginal.

Aduce el expediente a la estrecha colaboración entre la cofradía y la policía !Porque la cofradía libera un preso en Semana Santa! Eso en todo caso es desacuerdo. La policía los detiene, los jueces los condenan y la cofradía intercede para su liberación, ¿con quien colabora la virgen? ¿Con la policía o con los cacos? Por lo que nos cuentan parece que la Hermandad tiene influencia sobrada para liberar un preso. De chiste.

Ahora que han saltado a la luz pública casos como Gowex, o Brunete, o las cuentas vigiladas de Valencia, que conforman la cacareada marca España, la medalla de la virgen es el remate de nuestra seria credibilidad internacional.

El responsable del gremio no dota a las FOP de medios técnicos y humanos para el mantenimiento de la legalidad, no exige preparación para dirigir las operaciones. Lo fía todo a un ¨milagrico¨ de la señora.

Por si le falla esta piadosa solución para suplir las carencias técnico-policiales de la madre de dios, nos intenta sorprender con una ley calla bocas, también conocida como ley mordaza, Tiene la Sala un bochorno universal garantizado. La vista y posterior juicio, será un absurdo internacional. No le importa a Fernández, convencido como está que España es su gran finca, ha decidido poner capillitas donde le da la real gana y Rajoy le permite.

Argumentos de la españa casposa y confesional

ministrobesandovirgen

 

 

Expediente de la virgen

Viaje de Estado

 

20baiocchi

 

Recientemente hemos conocido unas declaraciones del Papa Francisco en las que nos hacer saber que ¨Los comunistas le han robado a la iglesia la bandera de los pobres¨. Tengo alguna duda acerca de la ¨infalibilidad¨ del pensamiento de Bergoglio.

Según la Iglesia Católica el Papa es infalible en cuestión de dogmas de fe. Esto es algo tan inconcreto y de tan difícil demostración que cuando la realidad indica que el Papa de turno estaba equivocado, sacan el dogma del cajón de la fe y lo pasan al cajón de cosas mundanas. En las mundanas el pontífice puede equivocarse. De esta forma llevamos siglos con Dogmas infalibles y desmentidos posteriores.

En sus declaraciones a Il Messagero, no sabemos si utiliza su don de infalible, o por el contrario nos obsequia con una opinión terrenal. En cualquier caso es fiel a la esencia de la Iglesia Católica de atribuirse la propiedad de todo aquello que nadie exhibe como propio.

Arroga a la Iglesia Católica la propiedad de la bandera de los pobres, de igual forma que los Obispos españoles inmatriculan bienes a su nombre a precio simbólico y así se hacen con la propiedad de la Mezquita de Córdoba o de cientos de casas parroquiales, o con miles de ermitas, o con múltiples huertos y fincas del cura. En mi modesta opinión a los pobres españoles no les importaría lo mas mínimo que la Iglesia recuperara la bandera a cambio de devolver los bienes a los ciudadanos.

El buen Francisco soslaya que, siempre que la Iglesia Católica ha levantado una bandera, ha sido para conducir a los pobres como carne de matadero en las múltiples guerras y tropelías que ha provocado la institución en defensa de sus beneficios y prerrogativas.

Después, una vez alcanzados sus fines, ha cambiado la enseña por un señuelo con el que ha mantenido a los pobres maniatados al poder y por mor de la caridad agradecidos a la sacra institución. La Iglesia sigue enarbolando la bandera de la caridad, nunca la de la justicia. La justicia genera derechos, la caridad engendra agradecidos.

Francisco cumple fielmente lo que estipulan los evangelios, se posiciona en sus declaraciones al lado de los desfavorecidos, de los marginados, de los perseguidos, de las mujeres,… eso sí, solo de palabra. ¿Para cuándo la firma de la carta universal de derechos humanos? ¿Para cuándo el reconocimiento efectivo de la igualdad de la mujer? ¿Para cuándo la condena de regímenes totalitarios paseados bajo palio? ¿Para cuándo el reconocimiento del derecho a una muerte digna? ¿Para cuándo respetar los avances de la ciencia que desmontan las creencias? ¿Para cuándo el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo?

Demasiadas preguntas. Necesita tiempo para contestar y no lo tiene porque está cobrando el vasallaje y recibiendo pleitesía de los monarcas de España.

El nuevo Jefe de Estado español que en su discurso de investidura repitió lo mentado por su progenitor, aquello de ¨Todos somos iguales ante la ley¨. Fue un lapsus sin importancia, en realidad quiso decir ¨Todos VOSOTROS sois iguales ante la ley, yo y ahora mi padre estamos al margen¨. El gobierno ha corrido a aforarlo no vaya a ser que tengamos sorpresas con cualquier juez Castro de turno.

Otro lapsus que ha corrido a corregir el monarca ha sido el guiño de normalidad constitucional que hizo en la ceremonia de nombramiento y jura de nuevo empleo al prescindir de actos, ornamentos y simbología religiosa durante el evento.

Un lapsus que rápidamente ha corregido a toda velocidad, entre todos los países que hay en el mundo con los que España mantiene relaciones ha elegido para realizar su PRIMER viaje oficial como Rey de España, a la grandiosa potencia mundial conocida como Estado Vaticano.

EL Obispo de Roma se ha reunido con el Rey de España. Mientras uno reclama la propiedad de una bandera, el otro en su toma de posesión decía que cabemos todos al mismo tiempo que se impedía el acceso al espacio común a los que portaban determinadas enseñas. La cosa va de banderas.

El Papa dice que le han robado una, la de los pobres. Los vasallos del Rey han secuestrado y ocultado otra por republicana y anti-sistema.

Estando en tan buena sintonía los dos soberanos me da la nariz que va a ser la misma

Artículo del socio de MHUEL  José Antonio Luque Carreiras