Colectivos Universitarios se suman a la denuncia de vulneración del principio de aconfesionalidad del rector

manuel-lopez-rector-universidad-zaragoza-300x250

Denuncian la vulneración del principio de aconfesionalidad del rector de la Universidad de Zaragoza

La asociación  aragonesa Movimiento hacia un Estado Laico -MHUEL-, una vez en conocimiento de la invitación cursada por el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, al personal universitario para asistir a un ‘aperitivo solidario’ que se celebrará hoy, martes 17, en el Pabellón Polideportivo Universitario, denuncia la vulneración del principio de aconfesionalidad que debe regir esta institución pública.

MHUEL explica que “la asistencia a este aperitivo tendrá un costo por persona de 5 euros de los cuales se donarán 2 euros a la Hermandad del Santo Refugio. MHUEL respeta y nada tiene en contra de la labor que realiza la citada Hermandad, pero volvemos a denunciar la actitud por parte del Rectorado de la Universidad Pública de Zaragoza de no mantenerse neutral en materia religiosa, vulnerando de nuevo el principio de aconfesionalidad que deberían mostrar y mantener  todas las instituciones públicas del Estado”.

“Tenemos muy claro que el principio de solidaridad no debe ir unido al de caridad, son cosas distintas para ámbitos diferentes. Al mismo tiempo recordamos que en estos momentos de trágicos recortes en materia educativa, bien  se podría haber planteado dicha donación sin otorgarle carta de naturaleza caritativa a estamentos públicos que velen por salvaguardar las becas de comedores escolares, las ayudas para libros o la financiación de matrículas universitarias para jóvenes sin recursos económicos, por citar solo unos pocos ejemplos más acordes al estamento público al cual pertenece la Universidad”, concluyen desde MHUEL.

Por otra parte los colectivos La Algara -candidatura trabajadores de la Universidad de Zaragoza en el Claustro, Asamblea EINA Artes, Babel -sección sindical trabajadores de la Universidad de Zaragoza- y el sindicato CGT -sección sindical trabajadores de la Universidad de Zaragoza- explican que “no nos complace nada esta convocatoria del Rector que confunde los significados de solidaridad y caridad y vulnera la aconfensionalidad de una institución pública como es la Universidad que, además, se debe definir como laica por resolución del Claustro que, hace un par de años, votó a favor de una enmienda en este sentido. La confusión entre solidaridad y caridad se va haciendo cada vez más frecuente y es fruto de la época de retroceso ideológico que estamos viviendo. Si nos están empujando 40 años atrás en derechos políticos, sociales y económicos parece lógico que también nos retrocedan en el argumentario colectivo”.

“La caridad plantea la ayuda al pobre (en lenguaje moderno: la gente con menos recursos o la gente que lo está pasando mal) sin análisis ni crítica de las causas y consecuencias de esa desigualdad social. La limosna y ‘Siente a un pobre en su mesa’ serían unos buenos ejemplos. La solidaridad parte de un análisis crítico para denunciar la injusticia ejercida sobre las personas y también sobre los pueblos. Es un camino de ida y vuelta, de ayuda mutua, de lucha para cambiar el orden establecido. Es el ‘hoy por ti, mañana por mí’. En palabras de la nicaragüense Gioconda Belli, ‘la solidaridad es la ternura de los pueblos’”, explican los colectivos universitarios.

Para estos colectivos “que la recaudación se destine a la Hermandad del Santo Refugio nos parece un serio incumplimiento del carácter laico de la Universidad como institución pública. Y conste que no tenemos nada en contra de esta entidad religiosa ni de ninguna otra, sea de la confesión que sea ya que defendemos la libertad religiosa. Nuestra crítica no se produce porque un grupo de gente universitaria decida donar dinero a una entidad confesional. No tenemos nada que opinar si Manuel López Pérez y sus ‘queridos amigos’ quedan a tomar vermú y su sensibilidad, acentuada por estas entrañables fechas, les empuja a hacer un donativo, o dedicar una parte de su nómina a la entidad que quieran. El problema es, como siempre, la confusión entre el ámbito público y el privado. Juan Alberto Belloch o Manuel López se representan a sí mismos pero el Alcalde o el Rector representan instituciones públicas y cuando ejercen esa representación no deben conculcar la laicidad de dichas instituciones. Proponemos al Rector que para el próximo vermú navideño haga una crítica de la situación económica que están produciendo los recortes de este gobierno y destine la recaudación, por ejemplo, al Albergue municipal”, concluyen.

Anuncios

Tiempo de retrocesos

stoprepresion

La ciudadanía aragonesa se ha tenido que movilizar ante el recorte de derechos y libertades. Los más jóvenes ni se lo imaginaban, los de mi generación muy vagamente y los más mayores han tenido que comprobar y sufrir recordando las últimas andanadas y estertores de los ya desaparecidos y ahora renacidos Gobernadores Civiles y sus métodos represivos como única opción para mantener la calle en orden conforme al pensamiento único de “palo y mano dura”.

La denominada Crisis/Estafa ha dejado a amplios sectores de la población a la intemperie, ha vuelto a aparecer el hambre, la miseria y un sinfín de problemas derivados de los inmisericordes recortes en materias tan sensibles como la educación, la sanidad, la vivienda, el paro, pensiones, jubilaciones, tasas de todo tipo etc.

Ante esta explosión y eclosión de durísimas realidades y ante la sordera y ceguera de las Instituciones en la búsqueda de soluciones razonables y solidarias; la ciudadanía, ejerciendo sus legítimos derechos se ha visto obligada a movilizarse en las calles para reclamar y defender sus derechos y justos intereses.

Parece ser, cómo así se ha demostrado que la miopía del poder y el afán de destacar del actual Delegado del Gobierno en Aragón, Sr. Don Gustavo Alcalde ante la movilización de la calle, ha sido la de reprimir de manera ejemplar esas situaciones incómodas para él usando casi en exclusiva la vía policial a base de identificaciones, grabaciones, multas, detenciones, prohibiciones y modificaciones de recorridos de manifestaciones, vulnerando de una manera clara los artículos 30 y 31 de la vigente Constitución y cercenando los derechos fundamentales de libre expresión, opinión, concentración o manifestación.

Son innumerables los casos acaecidos en Aragón: Espantosas cargas de la Guardia Civil a los vecinos de Artieda en la defensa de su futuro, identificaciones y multas masivas a miembros de Marea Verde, Stop Desahucios, Plataforma Solidaria Actur/Parque Goya, juicios a maestros y un larguísimo historial de desafueros colectivos o individuales.

Ante este clima represivo y caprichoso, diversos colectivos, partidos, sindicatos, asociaciones y la ciudadanía en general, fueron pidiendo el cese o la dimisión del actual Delegado y de todo su equipo. En su “autismo” característico de los que piensan que tienen la única y verdadera razón, la Delegación siguió aplicando su ejemplar medicina sin inmutarse ante la opinión pública. El cariz de los acontecimientos, requería de una respuesta contundente y ejemplar que se materializó con la unidad de más de 60 organizaciones reunidas en torno a la solidaridad que agrupa a Marea Ciudadana como la expresión única y unida de una sociedad harta de conductas asemejadas a las de los “Virreyes con mando en la plaza”.

Esta ejemplar unidad y la decencia y dignidad de estar luchando por una causa justa para toda la ciudadanía, llevó a interponer a Marea Ciudadana recursos ante el TSJA en contra de las decisiones de la Delegación del Gobierno. Dichos recursos han sido ganados con sentencias en firme que dejan en evidencia las formas y maneras de actuación de una Delegación que ya se sentía con poderes omnímodos, añadiendo que en la última sentencia se condenó expresamente a la Delegación al pago de costas por su proceder “temerario” y recordando que en menos de un año, dicha Delegación ha sido condenada en firme por el TSJA en cuatro ocasiones por vulnerar derechos fundamentales constitucionales.

El Delegado, a pesar de ello todavía no ha dimitido y ha optado por la callada por respuesta o por justificar sus actuaciones a través de foros o encuentros digitales a las que un medio de comunicación aragonés ha dado cobertura para que don Gustavo responda a siete u ocho preguntas formuladas con anterioridad, suponemos que las respuestas también ¿Les suena? Como positivo, hay que destacar que la suma de muchas sensibilidades diferentes en lucha por distintas causas, han logrado aportar un principio de solidaridad para los movimientos sociales que luchan a diario por el conjunto de los intereses de la ciudadanía. Entre todos hemos conseguido “Liberar la calle Alfonso” coto cerrado para el pueblo por el mero hecho de tener su domicilio un cargo institucional del PP.

Lejos del optimismo, hay que seguir atentos y alerta, los derechos y libertades no se regalan hay que luchar cada día por ellos para dejar un mejor legado a las generaciones venideras. Desde el 1J la política de la Delegación se ha suavizado, suponemos que a tenor de las sentencias judiciales antes mencionadas, pero en los últimos días con las recientes informaciones sobre el caso Bárcenas, se han vuelto a reproducir identificaciones policiales en las expresiones populares ante tan denigrantes hechos. Estaremos vigilantes.

Jorge A. García (Presidente del Movimiento hacia un Estado Laico -MHUEL-)

MHUEL entrega queja formal al Chusticia d’Aragón

Enviado por el 5 julio, 2012
Hoy, jueves día 5 de julio del 2012, la asociación Movimiento hacia un Estado Laico ( MHUEL ) por acuerdo de su asamblea , entregará una queja formal al Chusticia d’Aragón referente a la vulneración de derechos fundamentales de los ciudadanos que residimos en Aragón, ámbito de competencia en las atribuciones de la institución del Chusticiazgo.En dicha queja el colectivo laicista explica que “El objeto de la presente queja versa sobre la certeza de MHUEL de que el desarrollo de sus fines está siendo coartado por las Autoridades Públicas. El modo: Limitar las manifestaciones, concentraciones o reuniones de MHUEL en lugares públicos, que son su razón de ser.”, Recuerda que entre los fines del colectivo están “la consecución de un Estado laico, una sociedad institucionalmente laica, la no presencia en nuestras instituciones públicas y nuestros representantes políticos, en calidad de tales, en ningún acto perteneciente a una confesión religiosa, una escuela pública y laica, la derogación del Concordato y otros Acuerdos entre el Estado español y el Vaticano, la devolución del patrimonio artístico/cultural eclesiástico al pueblo, una ley de eutanasia y una muerte digna y la ampliación de la ley del aborto.” y que para el desarrollo de estos objetivos quienes están asociados o simpatizan con la asociación “lo hacemos para manifestar nuestras posturas públicamente, con la intención expresa de darnos a conocer a la ciudadanía, de invitar a unirse a quienes piensan como nosotros y de tratar de cambiar, pacíficamente y siempre por la vía de los argumentos, de la reflexión y de la palabra, todo aquello que no nos gusta.

Por último solicitan del Chusticia d’Aragón “que ordené la investigación pertinente en relación con los hechos que se han relatado, dictando resolución en cuya virtud recuerde a la Delegación del Gobierno español en Aragón el deber que cumplir con la legalidad con base en el principio fundamental de la igualdad entre todos los ciudadanos, sin que quepa trato discriminatorio por razón de su ideología, así como la función que ostenta de velar por que el libre ejercicio ciudadano del derecho de reunión y de manifestación se desarrolle sin más cortapisas, sugiriéndole que así se lleve a efecto en adelante.

MHUEL | Para AraInfo